Edicion Digital

lunes, 17 de agosto de 2009

Dos Muñecas

Cuenta una historia oriental, que una muñeca de sal quiso conocer a fondo el mar, y que cuando entró en él, se disolvió. Entonces –y aquí sigue la historia- otra muñeca similar se dijo, “me iré a la zona de las nieves y allí buscaré como compañía una muñeca de hielo. Ambas, unidas por el amor, entraremos en el mar y seremos agua y sal como él”. Así lo hicieron. Caminaron por todo el continente ártico, cruzaron bahías y estrechos. Estaban convencidas de que abrazadas, siendo agua y sal, recibirían del mar su eterno secreto. Cerraron los ojos, entraron, y participaron de una experiencia diferente: la muñeca de sal se disolvió mientras bajaba al fondo de las aguas, la de hielo se disolvió mientras permaneció en la superficie. La experiencia se repetirá mil veces sin que jamás el agua y la sal se diferencien de la sal y el agua.

Marcio Veloz Maggiolo

0 comentarios:

Publicar un comentario

EDICIONES

ANTERIORES

Septiembre 2012

Agosto 2012

Mayo 2012

Abril 2012

Marzo 2012

Febrero 2012

Enero 2012

Diciembre 2011

Noviembre 2011

Octubre 2011

Septiembre 2011

Junio 2011

Mayo 2011

Abril 2011

Marzo 2011

Febrero 2011

Enero 2011

Diciembre 2010

Noviembre 2010

Octubre 2010

Septiembre 2010

Edicion Back To School

Julio 2010

Junio 2010

Mayo 2010

Abril 2010

Marzo 2010

Febrero 2010

Enero 2010